Saltar al contenido

ORACIÓN DE PERDÓN

ORACIÓN DE PERDÓN Señor Jesucristo, hoy te pido la gracia de poder perdonar a todos los que me han ofendido en mi vida. Sé que Tú me darás la fuerza para perdonar. Te doy gracias porque Tú me amas y deseas mi felicidad más que yo mismo.

“Señor Jesucristo, hoy quiero perdonarme por todos mis pecados, faltas y todo lo que es malo en mí y todo lo que pienso que es malo. Señor, me perdono por cualquier intromisión en ocultismo, usando tablas de uija, horóscopos, sesiones, adivinos, amuletos, tomado tu nombre en vano, no adorándote; por herir a mis padres, emborracharme, usando droga, por pecados contra la pureza, por adulterio, aborto, robar, mentir. Me perdono de verdad.

“Señor, quiero que me sanes de cualquier ira, amargura y resentimiento hacia Ti, por las veces que sentí que Tú mandaste la muerte a mi familia, enfermedad, dolor de corazón, dificultades financieras o lo que yo pensé que eran castigos. ¡Perdóname, Jesús, Sáname!

“Señor, perdono a mi madre por las veces que me hirió, se resintió conmigo, estuvo furiosa conmigo, me castigó, prefirió a mis hermanos y hermanas a mí, me dijo que era tonto, feo, estúpido o que le había costado mucho dinero a la familia, o cuando me dijo que no era deseado, que fui un accidente, una equivocación o no era lo que quería.

“Perdono a mi padre por cualquier falta de apoyo, falta de amor, o de afecto, falta de atención, de tiempo, o de compañía, por beber, por mal comportamiento, especialmente con mi madre y los otros hijos, por sus castigos severos, por desertar, por estar lejos de casa, por divorciarse de mi madre, por no serle fiel.

“Señor, perdono a mis hermanos y hermanas que me rechazaron, dijeron mentiras de mí, me odiaron, estaban resentidos contra mí, competían conmigo por el amor de mis padres; me hirieron físicamente o me hicieron la vida desagradable de algún modo. Les perdono, Señor.

Señor, perdono a mi cónyuge por su falta de amor, de afecto, de consideración, de apoyo, por su falta de comunicación, por tensión, faltas, dolores o aquellos otros actos o palabras que me han herido o perturbado.

“Señor, perdono a mis hijos por su falta de respeto, obediencia, falta de amor, de atención, de apoyo, de comprensión, por sus malos hábitos, por cualquier mala acción que me puede perturbar.

“Señor, perdono a mi abuela, abuelo, tíos, tías y primos, que hayan interferido en la familia y hayan causado confusión, o que hayan enfrentado a mis padres.

“Señor, perdono a mis parientes políticos, especialmente a mi suegra, mi suegro, perdono a mis cuñados y cuñadas.

“Señor, hoy te pido especialmente la gracia de perdonar a mis yernos y nueras, y otros parientes por matrimonio, que tratan a mis hijos sin amor.

“Jesús, ayúdame a perdonar a mis compañeros de trabajo que son desagradables o me hacen la vida imposible. Por aquellos que me cargan con su trabajo, cotillean de mí, no cooperan conmigo, intentan quitarme el trabajo. Les perdono hoy.

“También necesito perdonar a mis vecinos, Señor. Por el ruido que hacen, por molestar, por no tener sus perros atados y dejar que pasen a mi jardín, por no tener la basura bien recogida y tener el vecindario desordenado; les perdono.

” Ahora perdono a mi párroco y los sacerdotes, a mi congregación y mi iglesia por su falta de apoyo, mezquindad, falta de amistad, malos sermones, por no apoyarme como debieran, por no usarme en un puesto de responsabilidad, por no invitarme a ayudar en puestos mayores y por cualquier otra herida que me hayan hecho; les perdono hoy.

“Señor, perdono a todos los profesionales que me hayan herido en cualquier forma, médicos, enfermeras, abogados, policías, trabajadores de hospitales. Por cualquier cosa que me hicieron; les perdono sinceramente hoy.

“Señor, perdono a mi jefe por no pagarme lo suficiente, por no apreciarme, por no ser amable o razonable conmigo, por estar furioso o no ser dialogante, por no promocionarme, y por no alabarme por mi trabajo.

“Señor, perdono a mis profesores y formadores del pasado así como a los actuales; a los que me castigaron, humillaron, insultaron, me trataron injustamente, se rieron de mí, me llamaron tonto o estúpido, me hicieron quedar castigado después del colegio.

“Señor, perdono a mis amigos que me han decepcionado, han perdido contacto conmigo, no me apoyan, no estaban disponibles cuando necesitaba ayuda, les presté dinero y no me lo devolvieron, me criticaron.

“Señor Jesús, pido especialmente la gracia de perdonar a esa persona que más me ha herido en mi vida. Pido perdonar a mi peor enemigo, la persona que más me cuesta perdonar o la persona que haya dicho que nunca la perdonaría.

“Gracias Jesús, porque me estás liberando del mal de no perdonar y pido perdón a todos aquellos a los que yo también he ofendido. Gracias, Señor, por el amor que llega a través de mí hasta ellos. Amén.”

ORACIÓNES PARA EL  PERDÓN

Oración a Dios por el perdón de los pecados

Aunque os animo a que recéis esta oración, os advierto que decir palabras solas no os salvará. La oración no salva. Sólo Cristo puede salvar. Pero la oración puede ser un medio para alcanzar al Señor en la verdadera fe salvadora. Si oras estas palabras con fe, Cristo te salvará. Puede estar seguro de ello.

Señor Jesús, durante demasiado tiempo te he mantenido fuera de mi vida. Sé que soy un pecador y que no puedo salvarme a mí mismo. Ya no cerraré la puerta cuando te oiga llamar. Por la fe recibo con gratitud su regalo de salvación. Estoy listo para confiar en ti como mi Señor y Salvador. Gracias, Señor Jesús, por venir a la tierra. Creo que eres el Hijo de Dios que murió en la cruz por mis pecados y resucitó al tercer día. Gracias por llevar mis pecados y darme el regalo de la vida eterna. Creo que tus palabras son ciertas. Ven a mi corazón, Señor Jesús, y sé mi Salvador. Amén.

Las mejores Oraciones de sanacion

Oración para perdonar a otros

Querido Señor Misericordioso, Gracias por su regalo de perdón. Tu único Hijo me amó lo suficiente como para venir a la tierra y experimentar el peor dolor imaginable para que yo pudiera ser perdonado. Tu misericordia fluye hacia mí a pesar de mis faltas y fracasos. Tu Palabra dice: “Vístete de amor, que nos une a todos en perfecta armonía”. (Col. 3:14) Ayúdame a demostrar amor incondicional hoy, incluso a aquellos que me lastiman.

Entiendo que aunque tenga miedo, mis emociones no tienen que controlar mis acciones. Padre, que Tus dulces palabras saturen mi mente y dirijan mis pensamientos. Ayúdame a liberar el dolor y a empezar a amar como Jesús ama. Quiero ver a mi ofensor a través de los ojos de mi Salvador. Si yo puedo ser perdonado, él también. Entiendo que no hay niveles en tu amor. Todos somos tus hijos, y tu deseo es que ninguno de nosotros perezca.

Tú nos enseñas a “que la paz que viene de Cristo gobierne en nuestros corazones”. (Col. 3:15) Cuando perdono con palabras, permite que tu Espíritu Santo llene mi corazón de paz. Rezo para que esta paz que sólo viene de Jesús gobierne en mi corazón, manteniendo fuera las dudas y las preguntas. Y sobre todo, estoy agradecido. No sólo hoy, no sólo esta semana, sino siempre. Gracias por el recordatorio: “Siempre sé agradecido”. (Col. 3:15) Con gratitud, puedo acercarme a ti y dejar ir la falta de perdón. Con gratitud, puedo ver a la persona que causó mi dolor como hijo del Dios Altísimo. Amado y aceptado. Ayúdame a encontrar la compasión que viene con el verdadero perdón.

Y cuando vea a la persona que me lastimó, trae esta oración a mi memoria, para que pueda llevar cautivo cualquier pensamiento impío y hacerlos obedientes a Cristo. (2 Cor. 10:5) Y que la confianza de Cristo en mi corazón me guíe a la libertad del perdón. Te alabo por el trabajo que estás haciendo en mi vida, enseñando y perfeccionando mi fe. En el nombre de Jesús, amén.
– Kristine Brown

Oración corta para perdonar a los demás

Querido Señor, te doy gracias por el poder del perdón, y elijo perdonar a todos los que me han lastimado. Ayúdame a liberar a[nombre de cualquiera que te haya ofendido] y a entregártelos a Ti[Romanos 12:19]. Ayúdame a bendecir a los que me han herido[Romanos 12:14]. Ayúdame a caminar en justicia, paz y gozo, demostrando tu vida aquí en la tierra. Elijo ser amable y compasivo, perdonando a los demás, así como Tú me perdonaste[Efesios 4:32]. En el nombre de Jesús, amén.
– Debbie Przybylski

Oración corta para perdonarse a sí mismo

Padre, hoy pido perdón por todas las palabras negativas y dañinas que he dicho sobre mí mismo. No quiero volver a abusar de mí mismo de esa manera. Transforma mis pensamientos y déjame entender cuán maravillosamente me hiciste. Cambiar mis hábitos para que use mi lengua para hablar con esperanza y favor en mi vida. En el nombre de Jesús.
– Sarah Coleman