ORACIONES-POR-LOS-DIFUNTOS

Oraciones por los difuntos

Para iniciar estas oraciones por los difuntos te traemos esta linda frase “Una flor sobre su tumba se marchita, una lágrima sobre su recuerdo se evapora. Una oración por su alma, la recibe Dios”, decía San Agustín

oracion-por-los-fieles-difuntos

ORACIÓNES BONITAS POR LOS FALLECIDOS

PARA REZAR PARA QUE EL ALMA DESCANSE EN PAZ

Te damos gracias, Señor, por la muerte de nuestro hermano/hermana. Glorificamos Tu nombre porque Él vivió una buena vida. Oramos, oh Señor, para que se le dé vida eterna. Y cuando él o ella viva en su jardín, que sus ángeles toquen algo que él o ella ya no pueda tocar. Padre, permanece con tu alma y déjala descansar en una paz eterna perfecta. Amén

Apocalipsis 14:13: Y oí una voz del cielo que decía: “Escríbelo”: Bienaventurados los muertos, que ahora mueren en el Señor. Bienaventurados de veras -dice el Espíritu-, para que descansen de sus fatigas, porque sus obras les siguen.

Te recomendamos: https://oraciones.de/la-serenidad/

ORACIÓN POR EL ALMA DE LA MADRE O PADRE DIFUNTO

Padre, te doy gracias por cuidar de mi padre/madre durante su vida terrenal. Gracias porque les diste la oportunidad de traerme a este mundo, y también te agradezco por la oportunidad de hacer esta oración.

Me regocijo por la vida que vivió y por las buenas obras que realizó. Señor Dios, te ruego por el alma de la madre/padre muerta para que cuides de él/ella en el camino hacia tu santo reino. Te doy gracias porque escuchaste mis oraciones, Señor, amén.

ORACIÓN POR EL DOLOR DE UN FALLECIDO

Oh Señor Dios, nosotros, tus humildes hijos, nos arrodillamos hoy ante Ti con respeto. Sabemos que Tú eres el más grande, y Tú eres el rey de todos los reyes. Por lo tanto, te pedimos que exaltes nuestros corazones y almas para que podamos ser liberados de nuestras penas, oh Señor.

Danos fuerzas para superar esta situación. Nadie muere sin Tu permiso, así que nos regocijamos por este triunfo y oramos para que Tú estés con nuestro difunto hermano/hermana. Te agradecemos por responder la oración y el nombre de Jesucristo, amén.

ORA POR TU HERMANO O HERMANA DIFUNTA

Según recuerdo, mi hermano/hermana ha estado conmigo durante todos los altibajos de la vida. Comimos y jugamos juntos, nos dimos consejos y no nos escondimos el uno del otro. Ahora que se ha ido, ruego que encuentre la vida eterna y la felicidad eterna en tu poderoso abrazo.

Te ruego que cuides de su esposa/marido/hijos/inversiones en la tierra y que tus ojos no se muevan, oh Señor. Te agradezco por esta sesión de oración y oro en el nombre de Jesús. Amén.

ORACIONES-POR-LOS-DIFUNTOS

Oración de agradecimiento a un difunto

Cuando se acerca la hora de la muerte, se puede decir esta oración.
Adelante, alma cristiana, de este mundo.
En el nombre del Padre Todopoderoso,
que te creó,
en el nombre de Jesucristo, el Hijo del Dios viviente,
que sufrió por ti,
en el nombre del Espíritu Santo,
que se derramó sobre ti,
Adelante, fiel cristiano.
Deseo que viváis en paz en este día,
que tu casa esté con Dios en Sión,
con María, la Virgen María,
con José y todos los ángeles y santos.

Estar allí para responder a las preguntas
Después de eso, la familia definitivamente tendrá preguntas, así que asegúrese de estar listo para responderlas.

Es posible que le pregunten sobre los registros médicos de su paciente o que necesiten ayuda con los documentos de su seguro de vida.

REZA POR LOS MORIBUNDOS

Oh, Dios mío, eres el Adonai y el único Dios eterno. Has creado tierras y mares, y tienes pleno poder sobre la vida y la muerte. Y por Tu voluntad vivimos y morimos y oramos por esta alma moribunda.

Si hoy Tu voluntad es dejarle en este mundo, nos regocijamos por el milagro del que Tú nos has permitido dar testimonio.

Te puede servir: https://oraciones.de/oracion-del-justo-juez/

Pero si necesitas a tu amado hijo, te pedimos que lo aceptes en tus generosos pechos, donde él/ella se regocijará para siempre. Glorificamos Tu nombre, Señor, y glorificamos Tus obras en nuestras vidas. Amén.

Para los recién fallecidos


En tus manos, Señor,
confiamos humildemente en nuestros hermanos y hermanas.
En esta vida, los has abrazado con tu tierno amor;
Para librarlos de todo mal.
y darles descanso eterno.
El viejo orden pasó a mejor vida:
para saludarlos en el paraíso,
donde no habrá tristeza, ni lágrimas, ni dolor,
sino la plenitud de la paz y la alegría.
con su hijo y el Espíritu Santo.
por siempre y para siempre.
Amén.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *